Montañeros y pistas de esquí. ¿Cómo convivir en la nieve?
Montañeros y pistas de esquí. ¿Cómo convivir en la nieve?

Montañeros y pistas de esquí. ¿Cómo convivir en la nieve?

Con la aparición de la nieve y la puesta a punto y apertura de las estaciones de esquí comienza la temporada en la que quienes amamos la nieve, en sus diferentes modalidades, nos acercamos a ella desde diferentes visiones.

Una cosa que debemos tener en cuenta es que ya sea con esquís de montaña, raquetas o accediendo a zonas para hacer alpinismo, quienes practicamos montaña entramos en ocasiones en un terreno que no está inicialmente pensado para nuestras especialidades deportivas.

Muchas estaciones de esquí están tomando medidas positivas para intentar hacer compatible sus intereses, los de sus clientes y los de quienes vamos “a contracorriente”. No podemos sino aplaudir estas actuaciones e instar a que se amplíe a todas las estaciones de gestión pública.

De nuestros comportamientos depende que esta compatibilidad sea duradera y factible para todos los interesados. Por ello os mostramos aquí un decálogo de comportamiento al que debemos procurar atender siempre:

  1. Hemos de entender que las estaciones de esquí buscan una ganancia económica, satisfacer a sus clientes (quienes pagan el forfait) y que tienen una enorme responsabilidad por el nivel de peligros existentes en la montaña. Por tanto, debemos atender a las indicaciones de su personal y minimizar el impacto sobre sus infraestructuras y tareas (parquin, fresado de pistas, señalización, balizamiento…).
  2. Consultaremos previamente si existen itinerarios señalizados de manera específica para esquí de montaña o raquetas y haremos uso de ellos siempre que sea posible. No olvidemos que las normativas referentes a seguridad ciudadana también se aplican en estos espacios.
  3. Fuera de los horarios de apertura hemos de pensar que puede haber máquinas y personal trabajando (también en horario de apertura) lo que aumenta el peligro de accidente, especialmente con los cables a los que van unidas las maquinas pisapistas. Valorad el trabajo del personal de las estaciones y respetadlo.
  4. Debemos estudiar el itinerario que vamos a realizar para permanecer el menor tiempo posible en pistas procurando ir siempre por aquellas en que seamos más visibles y evitando las pendientes más fuertes, así como los cambios de rasante.
  5. Prestad atención a la meteorología (con niebla, ventisca o nevadas copiosas seremos menos visibles), al peligro de aludes (ninguna estación está libre de que esto se produzca).
  6. Todo nuestro material ha de estar en perfecto estado para evitar problemas. Los esquís siempre con frenos o correas (de manera que no puedan deslizarse descontroladamente), no llevar piolet o llevarlo dentro de la mochila para evitar daños a terceros, llevad siempre el casco puesto y el DVA encendido (además de la pala y la sonda en la mochila).
  7. Circularemos siempre de la manera que menos afectemos a las personas usuarias “naturales” de las estaciones: siempre por un lateral, en fila india y sin hacer zetas para evitar invadir las pistas. Debemos velar por la seguridad de todos los usuarios y trabajadores de la estación, por nuestro grupo y por nosotros mismos, pensad siempre en lo que puede pasarnos en caso de una colisión.
  8. En caso de ir en compañía de nuestros amigos perrunos los llevaremos siempre atados y en corto (no obstante, recomendamos que en este caso no usemos las pistas abiertas).
  9. En nuestro deambular por las estaciones hemos de ser conscientes de cómo podemos afectar al entorno con nuestra presencia y comportamiento, en especial si podemos desencadenar avalanchas o movimientos de nieve que afecten a las pistas.
  10. A la hora del descenso, cumplir siempre las Normas FIS.

Os invitamos a visitar la página del Comité de seguridad FEDME donde encontrarás más videos “capsula formativa” que seguro serán de tu interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *