Ascender al Monte Perdido, mucho más que la escupidera.
Ascender al Monte Perdido, mucho más que la escupidera.

Ascender al Monte Perdido, mucho más que la escupidera.

Monte Perdido, mucho más que la Escupidera

Como cada periodo estival sois muchos los montañeros y montañeras que esperáis el momento en el que la temida escupidera de Monte Perdido pueda superarse sin necesidad de material técnico (piolet, crampones y casco).

Ya ha llegado el momento. Debido a las altas temperaturas que estamos teniendo durante la primera quincena de junio, las condiciones de la escupidera son más propias de mitad de julio. 

Aspecto de la Escupidera 15.06.2022
Aspecto de la Escupidera 15.06.2022. Fotografía @refugiodegoriz

Pero ascender a Monte Perdido, NO solo es la escupidera. Con sus 3348 metros de altitud es la tercera cima más alta del Pirineo, y llegar a su cumbre nos va a exigir esfuerzo, preparación y conocimiento del medio, la alta montaña. Todo ello nos permitirá llegar a su cima de forma segura.

La ruta “normal”, la que eligen prácticamente todos los montañeros para ascender a su cima, es la que parte desde el fondo del Valle del Ordesa, desde la Pradera (importante recordar que desde el 24 de Junio y hasta el 11 de Septiembre la subida a la Pradera solo puede hacerse mediante el servicio de autobuses desde Torla, https://ordesabus.com/fechas-horarios/).

Desde la Pradera hasta la cima hay que superar más de 2000 metros de desnivel y una distancia horizontal de 16 kilómetros, lo que supone un gran esfuerzo físico. Lo recomendable es partir la ruta en dos jornadas, pernoctando en el refugio de Góriz. Actualmente el vivac en todo el sector Ordesa del Parque Nacional está prohibido. Para ello se ha habilitado una zona junto al refugio de Góriz con un número limitado de plazas / tiendas. Por lo que si tu intención es pernoctar, tanto en el refugio, como con tienda, realiza tu reserva con antelación. Refugio de Góriz.

Desde Góriz, aun nos quedarán 1100 metros de desnivel positivo, todos ellos por terreno de alta montaña. Este tipo de terreno aun en los días más favorables, meteorológicamente hablando, es un terreno en el que la progresión es más lenta, fuertes pendientes, zonas de roca suelta, escalones de roca, la fuerte insolación… todo esto poco a poco nos va restando energía.

Antes de llegar al Lago Helado, tendremos que superar un pequeño resalte equipado con una cadena a modo de pasamanos. Debido a la cantidad de gente que ha transitado por este escalón, se encuentra pulido y con humedad puede resultar peligroso para gente no habituada.

Una vez en el lago helado nos encontramos delante de “escupidera”, con nieve es una zona peligrosa, que hay que transitar con piolet, crampones y casco, además de estar habituados a su uso. Sin nieve, es un largo canchal de piedra fina que nos exprimirá al máximo, tanto de energía como de paciencia.

Una vez en la cima, hay que volver. Recordad, tenemos que guardar energías para poder realizar el retorno con seguridad. Durante los descenso, perdemos la atención bajamos la guardia, todo esto sumado a el cansancio hacen más posible un accidente.

Existe la posibilidad de ascender desde Ciarrazils, zona alta del Valle de Ordesa, entre la Sierra de las Cutas y la Sierra de la Custodia. Un autobús desde la localidad de Nerín (https://monteperdidobus.com/servicios/montaneros/) realiza este servicio. De esta forma comenzamos a caminar desde 2100 metros de altura. Desde Ciarracils tendremos aproximadamente  1 hora 30 minutos andando hasta el refugio de Góriz. Si elegimos esta opción es importante estar muy pendientes del reloj, ya que tendremos que volver a tomar el autobús de bajada de nuevo a Ciarrazils.

Como veis ascender al Monte Perdido no solo es la escupidera. Es una exigente ascensión de alta montaña. Planifica bien tu actividad, evalúa bien tus capacidades (físicas y técnicas) y las del grupo, consulta la meteo para los días de tu actividad… de esta forma ascenderás de forma segura a Monte Perdido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.